4/mayo/2018
LA OBESIDAD UNA PATOLOGÍA QUE AUMENTA EN PANAMÁ OESTE

Un informe de la coordinación regional del departamento de Registros Médicos y Estadísticas en Salud de la Caja de Seguro Social (CSS) revela que en los 27 Censos de Salud Preventiva, realizados en Panamá Oeste del 2015 al 2017, se han atendido un total de 22 mil seis pacientes, con 40 años en adelante, la patología prevalente es la obesidad.

El informe revela que la obesidad ocupa el primer lugar entre las enfermedades crónicas no transmisibles, con un registro de 12 mil 73 pacientes que la padecen, señaló la nutricionista de la policlínica Dr. Santiago Barraza, Susana González.

El 4 de abril se conmemoró el Día Nacional de Prevención y Combate a la Obesidad y este año tiene por lema “Unidos Contra la Obesidad”, con lo que se busca crear conciencia en la población y promover los buenos hábitos alimenticios.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es una entidad especializada de las Naciones Unidas, cuyo objetivo es alcanzar para todos los pueblos el máximo grado de salud, define la obesidad y el sobrepeso como “una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud”.

La causa fundamental del sobrepeso y la obesidad es un desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas. A nivel mundial ha ocurrido lo siguiente:

• Un aumento en la ingesta de alimentos de alto contenido calórico que son ricos en grasa.
• Una disminución en la actividad física debido a la naturaleza cada vez más sedentaria de muchas formas de trabajo, los nuevos modos de transporte y la creciente urbanización.

El sobrepeso y la obesidad son graves problemas de salud pública que afectan a un número importante de panameños.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud, en Panamá el 62.2% de la población adulta padece de sobrepeso y el 26.8% de obesidad, condición que conllevan a padecer serios riesgos para la salud.

El problema del exceso de peso no solo afecta a la población adulta del país, sino que es cada vez más frecuente a edades tempranas, como en niños en edad escolar que ya sufren de este padecimiento. Este hallazgo fue atribuido por alto consumo de azúcares y grasas, principalmente en los alimentos incluidos en la lonchera escolar y al bajo nivel de actividad física.

La obesidad infantil se asocia con una mayor probabilidad de obesidad, muerte prematura y discapacidad en la edad adulta. Sin embargo, además de estos existen mayores riesgos futuros, los niños obesos sufren dificultades respiratorias, mayor riesgo de fracturas, hipertensión arterial, presentan marcadores tempranos de enfermedades cardiovasculares, resistencia a la insulina y efectos psicológicos.

Los especialistas en nutrición recomiendan a los adultos bajar la ingesta de azúcares, bebidas azucaradas, elegir alimentos bajos en grasas, incrementar la actividad física, evitar el sedentarismo y consumir mayor cantidad de hortalizas y verduras; mientras que a los padres de familia les orientan sobre elegir opciones saludables para la lonchera de sus hijos y promover la actividad física en los menores.

En el marco del mes de Día Nacional de Prevención y Combate a la Obesidad, personal del departamento de Nutrición de la Caja de Seguro Social realizó jornadas de atención tanto en escuelas como en la instalación de salud, igualmente llevaron a cabo visitas a las emisoras para promover estilos de vida saludables.

Por: Yulisa Bultrón.





free html visitor counters
Dirección Nacional de Innovación
Todos los Derechos Reservados
© Caja de Seguro Social