29/agosto/2019
ENTRA EN SU TEMPORADA, VIRUS SINCICIAL RESPIRATORIO, PADRES DE FAMILIA DEBEN ESTAR ATENTOS A RECIÉN NACIDOS

Un llamado a la población hizo el Dr. Rudick Kant, jefe del Departamento Nacional de Epidemiologia de la Caja de Seguro Social (CSS), ante la aparición del virus sincicial respiratorio (VRS), el cual afecta especialmente a los menores de un año y les causa una obstrucción de las vías respiratorias inferiores y bronconeumonías, que si no es atendido con celeridad puede causar complicaciones que requieren hospitalizaciones, e incluso la muerte.

El jefe de Epidemiología de la CSS, indicó que el VRS es la principal causa de bronquiolitis en los niños menores de dos años, especialmente entre lactantes y menores de seis meses. Es la causa mayor de infecciones al tracto respiratorio, en la infancia y la niñez. En climas tropicales la infección es más común en la temporada de lluvias.

El Dr. Kant, recalcó: “Por el momento no estamos en una epidemia ni tampoco en una alerta, simplemente que con el inicio de las lluvias, la vigilancia epidemiológica del virus respiratorio ha detectado que se encuentra en su temporada o estacionalidad, el mismo se presenta cada año lo único que esta vez ha iniciado antes del tiempo previsto”

Los padres deben estar pendientes si observan en el niño un cuadro respiratorio con secreción nasal, tos, con o sin fiebre baja, y si luego de 3 días esto persiste, y evoluciona a un cuadro de infección respiratoria baja, esto se traduce en más tos y pudiera presentar dificultad para respirar y retracción costal; y lo pueden ver cuando se les “hunde las costillas“, aumenta la frecuencia respiratoria, quejido y presentan esfuerzo respiratorio, lo que es signo de alarma.

De igual forma, el niño puede rechazar los alimentos y los líquidos, por lo que es necesario llevarlo a una instalación de salud para su atención.

El virus produce inflamación y depósito de mucosidades en las vías respiratorias inferiores; que en los lactantes el diámetro es pequeño; por lo que ocurre una obstrucción respiratoria ,que la vemos en la dificultad para respirar.

Como medidas de prevención y control, es recomendable lavarse las manos con agua y jabón, cubrirse la boca y la nariz al toser, no tocarse los ojos, la boca o la nariz y evitar que los niños pequeños estén en contacto con personas que padecen algún cuadro respiratorio.

Así también con la limpieza y desinfección de superficies que pueden estar contaminadas con secreciones respiratorias.

Nota: Edgardo Nelson





Dirección Nacional de Innovación
Todos los Derechos Reservados
© Caja de Seguro Social