28/enero/2019
LA ERISIPELA: CONTAGIO, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

La erisipela, es una enfermedad de la piel, muy fácil de reconocer debido al enrojecimiento de la zona afectada y por el fuerte dolor que provoca. Esta enfermedad debe tratarse de inmediato para que la infección no se propague a otras zonas del cuerpo.

“Es un tipo de infección muy frecuente, que afecta, sobre todo, el tejido de la piel, se ve con mayor preponderancia en los miembros inferiores, es un tipo de celulitis en el que la parte superior de la epidermis se ve afectada”, explicó el Dr. Roberto Grimaldo, director nacional de Atención Primaria en Salud de la Caja de Seguro Social (CSS).

Los factores que causan el contagio de la erisipela, son los siguientes:

• Heridas de la piel o úlceras

• Los déficit de inmunidad.

• Falta de circulación sanguínea en las piernas o diabetes.

Grimaldo, dijo que en el 70 al 80% de los casos la causa es la colonización de una bacteria conocida como streptococcus (infección ubicada en la garganta), con sus diversas variantes, aunque puede haber otras involucradas como el staphylococcus (infección que puede ubicarse en cualquier parte de la piel).

En el caso de los pacientes que sufren diabetes o presentan problemas de várices (más común en las extremidades inferiores), son fáciles caldos de cultivo para que se presente esta bacteria.

Además, esta enfermedad se hace muy frecuente en niños, sobre todo, en las extremidades inferiores, por andar descalzos.

SÍNTOMAS:

Algunos de los síntomas de la erisipela se manifiestan en el rostro, acompañados de dolor agudo, cara hinchada, roja, caliente y la aparición de un cordón que limita los bordes de la zona afectada. Los enfermos de erisipela sienten que la piel quema. Esta infección puede producirnos fiebre, edema o inflamación del lugar donde se produce y puede afectar toda la parte del tejido cutáneo.

TRATAMIENTOS:

Para este tipo de enfermedad el tratamiento primordial es usar antiinflamatorios, colocar paños de agua tibia sobre la herida y reposo colocando la pierna elevada por varios días, lo que reduce el el dolor. Los medicamentos predominantemente utilizados son la penicilina, porque el efecto es inmediato; en el caso de que el paciente sea alérgico, existen otras variantes como azitromicina y ciprofloxacina, además de los habituales para bajar la fiebre.

RECOMENDACIONES:

Entre los consejos están que toda persona que presente un cuadro de fiebre con dolor agudo, enrojecimiento localizado en la piel, ya sea en el rostro, piernas o cualquier parte del cuerpo, debe acudir con prontitud a un Centro de Atención Primaria de Salud, para que le evalúen oportunamente y verificar el diagnóstico.

Además, evitar en lo posible que los niños andar descalzos. Con respecto a las personas adultas, sobre todo, las que sufren de diabetes, deben llevar un control estricto de sus niveles de glucosa, pero si presentan úlceras, las mismas deben ser bien cuidadas para evitar que se introduzca cualquier tipo de bacteria.

Nota: Walter Newsam.
Video: Melvin Zeballos.







free html visitor counters
Dirección Nacional de Innovación
Todos los Derechos Reservados
© Caja de Seguro Social