27/abril/2018
SE PRESENTAN CUADROS CLÍNICOS DE SORDERA POR CONTAMINACIÓN ACÚSTICA

Si usted llama a su hijo varias veces y no responde, seguro pensará que es un cuadro de rebeldía infantil. ¡Preste atención porque quizás no es así!. Como padre de familia le recomendamos reformular su hipótesis porque probablemente su hijo este presentando un cuadro clínico de sordera.

“Los niños y adolescentes de Panamá se están quedando sordos. Los ambientes escolares, urbanos y del hogar están registrando altos índices de ruido con límites superiores de 20 decibeles, volumen aceptable para que todos podamos comprender lo que dice el interlocutor”, así detalló la Licda. Roxaira Rivera, fonoaudióloga en el Hospital de Especialidades Pediátricas (HEP) y con más de 12 años de experiencia en la rama.

¿Qué está provocando esta situación?. El uso excesivo de los audífonos al momento de escuchar música con altos volúmenes, exposición a lugares con exceso de ruido donde hasta dolor se puede llegar a sentir en los oídos, como sucede con las troneras de buses, equipos de sonidos, discotecas y bares; estas y otras acciones perjudican el sistema auditivo y puede ser de forma permanente, contó la especialista.

Detalló que otra mala práctica es introducir objetos como ganchos de cabello o palillos de algodón para realizar limpiezas inadecuadas del oído. Enfatizó que el oído se debe limpiar con el codo; es decir, nunca. El aseo es sólo para la parte exterior, sin introducir objeto alguno.

Por su parte la Licda. Thelma Aizpurúa, jefa del Servicio de Fonoaudiología, expresa que al Laboratorio de Audiología del HEP acuden a consulta externa cerca de 75 casos por semana para ser evaluados y descartar cualquier patología o trastorno auditivo en la población pediátrica asegurada. El laboratorio especializado atiende a nivel nacional y apoya al Hospital del Niño.

Una vez ingresa el paciente al Laboratorio de Audiología se realizan 3 estudios para el descarte de la hipoacusia, conocida como sordera.

Los exámenes básicos para identificar el problema son: Prueba de emisiones Otoacústicas de Rastreo o Tamizaje Auditivo, si este estudio no sale bien, se procede a realizar el segundo denominado Impedanciometría, que determina si existe inflamación o secreciones que puedan estar ocupando el oído medio e impedir la adecuada transmisión del sonido provocando una pérdida auditiva de índole conductiva. Finalmente, para corroborar la sordera se realizar el examen denominado Potenciales Evocados Auditivos de Tallo Cerebral, este importante estudio es el que certifica si existe o no sordera en el paciente, menor de 5 años de edad o con una discapacidad que no permitiría realizar una Audiometría Tonal.

En el 2017, la atención registrada en el Laboratorio de Audiología del HEP fue en promedio de 2,300 pacientes, en su mayoría de la provincia de Panamá, seguida de las provincias de Chiriquí, Coclé y Veraguas.

Panamá como país ha cambiado, las calles ahora son más ruidosas, los colegios son más grandes, los entornos hogareños están envueltos en el uso del celular con adaptaciones de audífonos, donde muchos niños y adolescentes ven en estos dispositivos medios de entretenimiento, el cual puede pasar una factura muy cara en contra de su salud auditiva y normal desarrollo.

Nota y foto: Blanca Peralta





free html visitor counters
Dirección Nacional de Innovación
Todos los Derechos Reservados
© Caja de Seguro Social