23/septiembre/2020
¿Cómo puedo manejar mejor a un ser querido con la enfermedad de Alzheimer, cuyo pensamiento y comportamiento están cambiando?

Los cambios en el cerebro, asociados con la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, a veces pueden conducir a pensamientos y comportamientos inusuales e impredecibles. Por ejemplo, su ser querido puede sentirse ansioso con familiares, vecinos o amigos a quienes tal vez no reconozca, o en situaciones que difieran de la rutina normal, explicó la psicóloga clínica Erika Perdomo, de la Policlínica “Dr. Carlos N. Brin” de la CSS, en San Francisco.

La persona con este padecimiento puede sufrir delirios (ideas falsas que una persona cree y mantiene firmemente a pesar de la evidencia contradictoria) también puede comenzar a apartarse de la interacción social, divagar, volverse agresivo y / o enojarse e irritarse, agregó Perdomo.

La psicóloga clínica aconseja que, debe hace con un familiar que padece de Alzheimer:

Tranquilizarse: Si su ser querido se pone nervioso o agresivo, intente tocar música, mirar juntos fotos antiguas, leer un libro, salir a caminar o participar en otra actividad agradable. Hable sobre los “viejos tiempos”: historias sobre la familia o actividades que alguna vez disfrutó (deportes, pasatiempos, etc.). Es probable que recuerde eventos previos a la enfermedad, que tiempos recientes.

Calmar. Calme a la persona enferma todos los días, incluso si no responde. Use una voz suave y uniforme. Sea protector y cariñoso. Si tiene delirios, tranquilícela en lugar de estar a la defensiva.

Redirigir, no corregir. Evite corregir o confrontar a su ser querido si está molesto. Evite discutir o tratar de convencer a la persona de que está equivocada. Esto agitará o molestará aún más a su ser querido. Un mejor enfoque es simplemente estar de acuerdo con el comentario, cambiar de tema o elegir una nueva actividad.

Identifica los desencadenantes. Trate de identificar cualquier acción, palabra o situación que pueda "desencadenar" un comportamiento inapropiado o peligroso. Documente cualquier episodio de tal comportamiento para que pueda intentar evitar los desencadenantes en el futuro.

Mantenga atención. Apague radios y televisores ruidosos y despeje el área de otras distracciones antes de hablar con su ser querido. Esto ayudará a mejorar la atención. Colóquese al nivel de la persona. Si la persona está sentada, siéntese también. Mantener el contacto visual. Si su ser querido está confundido, diga su nombre y relación ("Hola papá, soy Martha, tu hija").

Reformule las declaraciones. Puede ser útil simplificar o reformular sus declaraciones si la persona con la enfermedad de Alzheimer no parece entender. Trate de ser paciente y comprensivo, especialmente si su ser querido está confundido o ansioso. Hable usando la menor cantidad de palabras y oraciones cortas que pueda. Utilice palabras sencillas.

Manténgalo simple. Siga rutinas sencillas y evite situaciones que requieran que la persona con la enfermedad de Alzheimer tome decisiones. Tener que tomar decisiones puede ser muy frustrante y causar ansiedad a una persona con la enfermedad de Alzheimer. Evite las preguntas abiertas.

Sea paciente. Es posible que su ser querido tarde algún tiempo en darse cuenta de lo que quiere decir. Si tiene dificultades para encontrar las palabras correctas, ofrezca algunas sugerencias.

Adáptese a los métodos de comunicación de su ser querido. Trate de comprender las palabras, los gestos y el lenguaje corporal que usa su ser querido para comunicarse. Adaptarse a su forma de comunicarse; evite forzarlo a comprender su forma de comunicarse. Tenga en cuenta que los comportamientos negativos, como la agitación, la irritación, la agresión, tirar de la ropa, pueden indicar que la persona tiene una necesidad, pero simplemente no puede expresar lo que es. Quizás la persona no pueda encontrar algo que esté buscando; tiene hambre, sed o está cansado; tiene dolor; o tiene que ir al baño.

Cambie su enfoque. Es posible que deba cambiar el enfoque o solución para manejar un comportamiento que anteriormente funcionó. Esto se debe a que el cerebro de un paciente con enfermedad de Alzheimer cambia a medida que avanza la enfermedad.

Revise los medicamentos y esté atento a los efectos secundarios. Consulte con el médico de su paciente cuando observe cambios en el comportamiento. ¿Está su ser querido tomando sus medicamentos como se indica en la etiqueta?, ¿es la cantidad correcta de veces al día?, ¿la hora correcta del día? ¿Ha habido algún cambio en la medicación o en la dosis de la medicación? Los efectos secundarios de algunos medicamentos pueden incluir depresión, agitación, somnolencia o problemas de memoria.

Adapta el entorno. Para reducir la confusión y la ansiedad, adapte el entorno de su ser querido a sus capacidades. Haga ajustes a medida que disminuyan sus habilidades. Si su ser querido tiende a deambular, es posible que deba cerrar las puertas, especialmente de noche. Estructure el entorno utilizando señales visuales para mantenerlo orientado dentro de su entorno.

Sea honesto consigo mismo. Reconozca cuándo el comportamiento de la persona es más de lo que puede manejar. La seguridad suya y de su ser querido, debe considerarse en todo momento.

Conozca sus límites. El manejo de los comportamientos problemáticos asociados con la enfermedad de Alzheimer puede ser estresante. Como cuidador, es importante conocer sus límites físicos y emocionales durante estos episodios estresantes y cuándo comunicarse con los demás.

Únase a un grupo de apoyo: Muchas otras familias están cuidando a un ser querido con la enfermedad de Alzheimer y pueden compartir consejos exitosos para manejar los problemas de conducta.

Busca ayuda: La carga asistencial puede producir efectos negativos en la salud física y mental del cuidador. El autocuidado y buscar ayuda cuando es necesario es importante. Hay que cuidarse para poder cuidar.

La policlínica Dr. Carlos N. Brin realiza evaluaciones como la aplicación de pruebas neuropsicológicas y ejecuta terapias de psicoestimulación cognitiva a los grupos de la tercera edad, para su prevención.

Nota de prensa: Jean Carlos Gonzalez Remond





Dirección Nacional de Innovación
Todos los Derechos Reservados
© Caja de Seguro Social