18/marzo/2019
ENFERMEDADES CRÓNICAS NO TRANSMISIBLES TAMBIÉN CONLLEVAN A LA DISFUNCIÓN ERECTIL

Se trata de la incapacidad de conseguir o mantener una erección con la suficiente firmeza que permita una relación sexual satisfactoria. La disfunción sexual eréctil debe diferenciarse de otros problemas sexuales, como son la falta de deseo, las alteraciones de la eyaculación (eyaculación prematura, eyaculación retrasada y ausencia de eyaculación) o los trastornos del orgasmo.

En ese sentido, el Dr. Edgar Figueroa, coordinador quirúrgico de Trasplante Renal y de Equipamiento de la Ciudad de la Salud, explicó que las causas más importantes de esta dolencia son la diabetes mellitus, en primer lugar, seguido de la hipertensión arterial, los trastornos psiquiátricos, la depresión, ansiedad y el fumar.

Como último punto la edad, porque al observar las estadísticas sobre la disfunción eréctil definitivamente hay una incidencia muy baja en pacientes jóvenes y una mayor en los adultos de más de 60 años. Además el proceso natural de envejecimiento hace que cambie la estructura del tejido del cuerpo cavernoso, que es el responsable de las erecciones en el pene, dijo el especialista.

El Dr. Figueroa explicó que la erección se logra por el llenado de sangre de los cuerpos cavernosos, que tienen forma tubular y que encontramos dentro del pene, los cuales poseen un músculo liso; posiblemente sea el tejido más importante de este órgano masculino.

La disfunción comienza cuando el varón va envejeciendo y si padece alguna de las enfermedades, antes mencionadas, el tejido del músculo liso va disminuyendo, lo que puede llevar al hombre a padecer problemas de ansiedad, baja autoestima y hasta la imposibilidad de embarazar a la pareja.

Tratamiento

El tratamiento para este trastorno de la sexualidad en los hombres, según el Dr. Figueroa, empieza por quitarse de la mente que es vergonzoso, ya que en nuestros días, muchos hombres lo padecen; visitar al médico, quien buscará la causa del problema y recetará los medicamentos indicados; hablar con la pareja sobre el tema y por último seguir al pie de la letra la medicación prescrita por el doctor.

Además, recomienda hacer ejercicios, mantener una dieta y estilos de vida saludables, evitar las drogas, el alcohol y el tabaco. Y sobre todo mantener bien controladas la diabetes, la hipertensión y el nivel de colesterol en la sangre, en caso de que sean estas enfermedades la razón del trastorno sexual.

Es importante tener en cuenta que la disfunción sexual eréctil puede tratarse y no hay que renunciar a la vida sexual, pues es parte importante de la vida en los seres humanos.

Andropausia

Otro tema importante en la vida de los hombres es la andropausia porque que trae mucha controversia cuando se menciona, ya que tiene incidencia en la disfunción sexual eréctil.

Sin embargo, el Dr. Figueroa aclaró, que la andropausia es un término poco aceptado, porque si se comparan la andropausia y la menopausia, la primera indicaría la disminución en la cantidad de hormonas masculinas en el caso del varón, que generalmente aparece después de los 40 años, y se calcula que lo experimentarán de un 40 a un 70% de los varones; ante el 100% de las mujeres que tendrán una disminución de las hormonas femeninas en la menopausia.

La disminución en la cantidad de hormonas masculinas o testosterona se llama hipogonadismo masculino.

El bajo nivel de testosterona puede ser resultado de:

• Una lesión testicular (trauma, castración) o infección
• Tratamiento con radiación o quimioterapia para el cáncer
• Algunos medicamentos como analgésicos con opio
• Trastornos hormonales (tumores o enfermedades en la glándula pituitaria, nivel elevado de prolactina)
• Enfermedades crónicas como trastornos del hígado y los riñones, obesidad, diabetes de tipo 2 y VIH/SIDA
• Trastornos genéticos (el síndrome de Klinefelter, hemocromatosis, el síndrome de Kallmann, el síndrome de Prader-Willi y distrofia miotónica)

nota: Tilsa E. Barria M







Dirección Nacional de Innovación
Todos los Derechos Reservados
© Caja de Seguro Social