13/diciembre/2017
SALA DE FISIOTERAPIA EN EL HOSPITAL HOGAR DE LA ESPERANZA CUENTA CON MODERNO EQUIPO DE REHABILITACIÓN

Julio González tiene 45 años, vive en Veracruz y actualmente se encuentra en silla de ruedas. Hace dos años le cayó un árbol encima que le provoco varias fracturas, desde entonces, su vida cambió radicalmente.

Actualmente asiste tres veces por semana a la sala de fisioterapia del Hospital Hogar de la esperanza (HHE), ubicado en el corregimiento de Veracruz, distrito de Arraiján. Se siente motivado, levanta pesas y trabaja a base de hidroterapias. No se desanima porque ha visto gran mejoría en su movilidad.

González recibe un servicio de fisioterapia completo. El servicio es uno de los más completos en el país según cuenta el Dr. Eric Mudarra, director médico del HHE. Relata el doctor que la sala cuenta con seis fisioterapeutas. “El quipo humano que trabaja allí se enorgullece de contar con equipos de tecnología de punta”, insiste el Dr. Mudarra.

Recientemente la sala de fisioterapia adquirió un equipo especializado en restauración de funciones motoras de los pacientes valorado en 25 mil dólares, denominada cinesiterapia.

El aparato de ondas de choque, valorado en 10 mil dólares, es otro de los equipos recién adquiridos y se utiliza para el tratamiento de lesiones musculoesquelética. Es un equipo enfocado al 100% para la rehabilitación.

Además, se cuenta en la sala de fisioterapia, equipos de mecanoterapia, (restauradores de miembros superiores e inferiores), una gama completa de equipos de fortalecimiento como pesas, el canal o escalera canadiense (artilugio de terapéutico para la realización de ejercicio de ascenso y descenso), escaleras normales, colchoneta de mesa y bipedestación, onda de choque, aparato de corriente, ultrasonidos. En el área de hidroterapia se cuenta con tinas de remolino, hidroterapia con frío y calor para brindar a los pacientes los beneficios de la termoterapia.

El jefe del servicio de Fisioterapia de esta unidad ejecutora, Francisco Alcocer, señaló que la inversión total en equipos supera los 600 mil dólares. “los pacientes vienen con algún tipo de lesión neurológica, acuden a la sala y reciben de 5 a 6 horas diarias de fisioterapia. Se trabaja dependiendo de cada evaluación realizada al paciente; así mismo va enmarcado el tratamiento en miembros inferiores o en miembros superiores, se tiene el equipo necesario para la rehabilitación y volverlo a reinsertarlo a la sociedad”, dijo Alcocer.

La Sala de Rehabilitación está totalmente equipada con aparatos de la más moderna tecnología, así como del material necesario para poder llevar a cabo la recuperación de todo tipo de lesiones como:

• Esguinces

• Fracturas

• Luxaciones (separación de dos huesos en la articulación)

• Dolores de espalda

• Lesiones neurológicas

• Traumatismos raquimedulares (lesiones en la columna)

• Politraumatismo (múltiples lesiones por accidente)

• Úlceras por presión

• Enfermedades cerebrovasculares (ataque cerebral)

El área está diseñada para atender a 15 pacientes diarios al mismo tiempo. Existen dos programas uno para el área de psiquiatría, en donde se atiende cada tres días y otro para los que no pueden acceder a la sala de fisioterapia y se encuentran en la sala de medicina interna, se atiende en sala y se le realiza la fisioterapia.

El recurso humano está formado por fisioterapeutas con experiencia en labores de rehabilitación en el campo de los accidentes laborales y de tráfico, así como otras ramas de la fisioterapia.

“El objetivo es lograr la mayor funcionalidad posible del paciente de manera tal que él pueda valerse por sí mismo en los aspectos de la vida”, manifestó Alcocer.

El Dr. Eric Mudarra, señaló que luego de las terapias el paciente es reintegrado socialmente y vuelve a su núcleo familiar.

Los fisioterapeutas detallan como punto clave en el paciente la actitud, positivismo y el empeño que le imprima al tratamiento recomendado por el profesional. “Si el paciente no pone de su parte, se logra muy poco avance”, dijo Mudarra.

Ejemplo de estos casos con resultados positivos es Julio quien estuvo hospitalizado, recibió su tratamiento rehabilitador por fisioterapia y luego fue reinsertado en su entorno familiar en casa (Veracruz) y ahora está en un control y espera de una prótesis (un aditamento) que lo ayudará en su movilización.

Nota: E. Bonaga.

Foto: A. Velarde.






free html visitor counters
Dirección Nacional de Innovación
Todos los Derechos Reservados
© Caja de Seguro Social