12/agosto/2019
¿QUÉ ES LA PREDIABETES Y A QUIÉNES AFECTA?

La prediabetes es el aumento en los niveles de azúcar en la sangre por encima de los normales sin alcanzar los valores diagnósticos de diabetes; el cual se puede prevenir practicando estilos de vida saludable.

Estadísticas señalan que 1 de cada 3 adultos mayores de 20 años tienen prediabetes y 9 de cada 10 personas no sabían que la tenían.

El 27 de marzo del 2003, la Asociación Americana de Diabetes (por sus siglas en inglés ADA), en base a los resultados del Programa de Prevención de Diabetes (DPP), toma una posición y propone una definición de la Prediabetes: “Es un estado que precede al diagnóstico de diabetes tipo 2 (DM2).” Esta condición es común y está en aumento epidemiológico.

La prediabetes y la diabetes se pueden identificar a través de una prueba de tolerancia oral a la glucosa (Tolerancia a la Glucosa Alterada, TGA) o a través de la glucemia en ayunas (glucosa alterada en ayuno, GAA). La mayoría de las personas con prediabetes si no hacen los cambios en el estilo de vida o forma de alimentarse en un período a 10 años desarrollarán la diabetes mellitus.

Con el apoyo de estudios epidemiológicos y la evidencia científica; es posible identificar a la DM2 en la etapa asintomática, permitiendo el desarrollo de estrategias de detección temprana con procedimientos diagnósticos económicos, sencillos y sensibles, con la finalidad de tomar medidas de prevención oportuna y controles de salud adecuados; destacó la Dra. Katherine Friedrich, Jefa Nacional del Programa de Salud de Adulto, de la Caja de Seguro Social (CSS).

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico de la prediabetes se establece exclusivamente con determinación de la concentración de glucosa en plasma. Los valores específicos recomendados son: Tolerancia a la glucosa alterada (TGA): Glucosa plasmática entre 140 y 199 mg/dl (7.8 a 11 mmol/l), medidos 2 horas después de una carga oral de 75 grs. de glucosa an-hidra diluida en 300 ml de agua, debiéndose ingerir en menos de 5 minutos.

Glucosa alterada en ayuno (GAA): glucosa plasmática después de un ayuno de 8 hrs y que resulte entre 100 y 125 mg/dl, (6.1 y 6.9 mmol/l) de acuerdo a la recomendación publicada en 2003 por la ADA.

O una Hemoglobina Glucosilada (HbA1c) entre 5,7-6,4% (39-47 mmol/l).

FACTORES DE RIESGO

El historial familiar, enfermedad cardiovascular, sobrepeso u obesidad, estilo de vida sedentaria, glucosa alterada previa, hipertensión arterial, alto nivel de triglicéridos, historia de diabetes gestacional y bebé con peso de 9lbs. (4kg), entre otros, son algunos de los factores de riesgo que aumentan la probabilidad de sufrir la enfermedad.

RECOMENDACIONES

Dentro de las recomendaciones se encuentran evitar bebidas azucaradas y consumir altos contenido de grasas saturadas; comer más frutas y vegetales, realizar ejercicios diarios, no fumar ni beber alcohol, señaló la Dra. Friedrich.

Agregó que anualmente se debe monitorizar la glucosa en las personas con prediabetes para así detectar nuevas apariciones de casos de diabetes.

La Jefa del Programa de Salud de Adulto dijo que se debe proponer a los pacientes con prediabetes un programa de intervención sobre los estilos de vida con el fin de mantener el peso o lograr una pérdida de 7% de éste, al tiempo que realizar una actividad física de intensidad moderada (como caminar a paso ligero) por lo menos 150 minutos por semana.

La terapia farmacológica con metformina (MET) para la prevención de la DM2 es una alternativa en los pacientes con prediabetes, especialmente para aquellos con índice de masa corporal IMC≥35 kg/m2, con edad inferior a 60 años o en mujeres con antecedentes de diabetes gestacional.

Además, es recomendable la detección y el tratamiento de los factores de riesgo modificables de enfermedad cardiovascular (ECV) en las personas con prediabetes.

Por último, la aplicación de programas de educación en el autocontrol puede ser útil en estos pacientes a la hora de fijar comportamientos saludables con los que prevenir o retrasar el desarrollo de la Diabetes Mellitus tipo 2, indicó la Dra. Friedrich.

Añadió que es importante que acudan a su médico de cabecera y se adscriban al Programa de Salud de Adulto, Clínicas de Diabetes y Clínicas de Obesidad de sus unidades ejecutoras para un adecuado control de sus enfermedades crónicas.

Nota: Arleth G. Yanisselli F.





Dirección Nacional de Innovación
Todos los Derechos Reservados
© Caja de Seguro Social