12/abril/2019
ACCIDENTES MÁS COMUNES DEL ADULTO MAYOR EN EL HOGAR

La llegada de los “años dorados” deben ser siempre sinónimo de “disfrutar la vida”, siempre y cuando se realicen actividades dentro de ambientes estables que garanticen tener precauciones para evitar accidentes, como las caídas en el hogar.

Los departamentos de Trabajo Social y de Seguridad y Salud Ocupacional, a través del Programa de Jubilados, Pensionados y Tercera Edad de la Policlínica Dr. Ernesto Pérez Balladares padre, brindaron recientemente una charla de orientación a dos grupos de la tercera edad: la Asociación Paz y Progreso y Nueva Vida, pertenecientes al distrito de Boquete.

La Lcda. Elena Castro Pinzón, terapeuta ocupacional de Seguridad y Salud Ocupacional, explicó que cuando una persona alcanza una determinada edad, sufre una pérdida de habilidades sensoriales (vista, oído, etc.) y psicomotoras (reflejos, agilidad, etc.) por envejecimiento natural, que hacen que tenga más probabilidades de sufrir un accidente en el hogar.

Con la edad, no solo se deteriora la calidad del tejido óseo, sino que, además, los músculos pierden fuerza y función.

Las principales lesiones son producidas por caídas, quemaduras y accidentes eléctricos. Asimismo, la fractura de cadera suele darse con mayor frecuencia en pacientes de 70 años en adelante.

La persona siente, de poco a poco, que ya no tiene la misma velocidad al caminar o pierde la capacidad de respuesta rápida ante las caídas; por lo tanto, se convierte en una persona vulnerable, con riesgo de accidentes, explica la Lcda. Castro.

Detalla la especialista que en primer lugar en caídas están las escaleras y el baño es el segundo lugar de la casa donde se presentan más accidentes. Entre las medidas preventivas están:

• Colocar un suelo antideslizante. Este debe estar siempre bien limpio y seco para evitar un resbalón.

• Muebles demasiado altos o utensilios de uso diario en la parte más baja de los armarios no es cómodo. La vajilla debe colocarse accesible para que no sea necesario subirse a una silla o escalón para alcanzarlo.

• Siempre se debe colocar, antes de la ducha, una alfombra antideslizante o pegatinas antideslizantes, así como instalar en las paredes agarraderas o barandas y, si es necesario, meter una banqueta de plástico en la ducha para que el mayor pueda ducharse sentado.

• Lo ideal es que la casa no cuente con alfombras o felpudo para evitar resbalones. Si se quieren conservar, deben pegarse, con ello evita que se muevan.

• Un teléfono o un timbre al lado de la cama será de gran ayuda si el mayor se siente indispuesto y sin fuerzas para levantarse de la cama y pedir ayuda.

• La casa debe contar con un botiquín provisto de todo lo necesario para realizar las primeras curas, en caso de accidente, el mismo debe contener gasas, vendas, esparadrapo, curitas, algodón, alcohol, agua oxigenada, suero oral y tijeras. Además, de los medicamentos que debe tomar el anciano, como tratamiento para sus enfermedades (siempre controlando sus fechas de caducidad).

• Otra medida de gran ayuda es colocar una lista, con los números más importantes, al lado del teléfono. Esta debe ser escrita en mayúsculas y a un tamaño suficiente para que el anciano pueda verla sin ninguna dificultad.

TESTIMONIO:

Nota y fotos: Blanca Peralta.





Dirección Nacional de Innovación
Todos los Derechos Reservados
© Caja de Seguro Social