Get the Flash Player to see this player.



06/enero/2017
PEDIATRAS RECOMIENDAN HIDRATAR A NIÑOS, TRAS FUERTES TEMPERATURAS

Personal de salud del Hospital de Especialidades Pediátricas (HEP) ofrece recomendaciones a los padres de familia en esta época de verano, donde por las altas temperaturas muchos niños se ven expuestos a sufrir cuadros de deshidratación e insolación.

Explican los profesionales de la salud, que la insolación es la forma más grave de enfermedad por calor. Se produce generalmente por una exposición prolongada al sol, más aún si se encuentra haciendo actividad física intensa.

Entre la población que más se ve afectada son los bebés, ya que son más susceptibles de padecer una insolación, sobre todo, los menores de 5 años; también se debe tener cuidado con infantes de las siguientes condiciones: niños que padecen enfermedades crónicas, obesos y desnutridos.

Los padres de familia deben tener en cuenta lo siguiente:

Ofrecer regularmente agua al niño.
Salir al aire libre muy temprano por la mañana o finalizando la tarde.
Evitar que transiten y jueguen expuestos al sol, en horario de 11:00 a.m a 3:00 p.m.
Vestir al bebé o al niño con ropa ligera y clara.
La cabeza ha de ir cubierta con una gorra.
Utilizar protección solar factor 50+ especial para niños, que los proteja de los rayos UVB y UVA, que sea resistente al agua y aplicarlo cada dos horas.

Si su hijo va a realizar actividad deportiva, debe tomar líquidos suficientes antes, durante y después de realizar la misma, que utilice preferiblemente ropa de colores claros y holgados, que tenga períodos de descanso y que ante el menor síntoma de insolación busque asistencia médica.





Dirección de Innovación y Transformación
Todos los Derechos Reservados
© Caja de Seguro Social